[273]​ Ninguno de los acusados se dejó quebrantar mentalmente ante el Tribunal Popular de Freisler o intentó salvar su propia cabeza con excusas. Wilhelm Wetzel, declarando: «No vamos a dispararnos unos a otros»;[129]​ en Berlín, el comandante general del distrito de defensa, Gen.d.Inf. Friedrich Hoßbach veía el complot del 20 de julio como «inmoral y anticristiano», una «puñalada en la espalda» y «la traición más despreciable contra nuestro ejército». [250]​ Durante décadas, el liderazgo del partido oficial ignoró o subestimó el complot porque se inspiró en círculos conservadores y aristocráticos que no correspondían con el ideal socialista promovido por la RDA,[251]​ pero, en los años 1980, reflexionó sobre su tradición prusiana y juzgó positivamente a los participantes del 20 de julio. «Geteilte“ Meinung eines Abgeordneten über Vergasung von Juden». [25]​ A finales de noviembre, el Maj. Axel von dem Bussche-Streithorst, inicialmente partidario de Hitler y el nazismo, fue contactado por el Ost. Friedrich Olbricht coordinó a los conspiradores y allanó el terreno para un golpe de Estado previsto para marzo. [30]​[N 8]​ Este grupo muy débil se debía en parte a un documento firmado por los mariscales de campo en marzo de 1943, en el que reafirmaron su «lealtad inquebrantable al Führer». [103]​ Inmediatamente, los ayudantes de campo Ogruf. [215]​ El corresponsal de la SD en Stuttgart señaló en su relato que «la mayoría de los camaradas del pueblo, incluso aquellos cuya confianza era inquebrantable, han perdido toda fe en el Führer». Gerlach, Christian (2000). El plan original era que Hitler fuera asesinado por, Nombrado primer alcalde de Leipzig en 1930, dejó el cargo como protesta por la remoción, sin su autorización, de una estatua de. Hans Oster. La incertidumbre sobre el destino de Hitler y la falta de preparación de los conspiradores retrasaron aún más el lanzamiento del golpe. [284]​, Nueve meses después del juicio, una nueva encuesta reveló que el 58 % de los encuestados no consideraba que los conspiradores fuero traidores; solo el 7 % creía lo contrario (entre los jóvenes menores de 21 años, esta tasa aumentó al 16 %). [212]​, Dado el éxito de las reuniones públicas organizadas por Goebbels,[N 17]​ un informe calificó esta afluencia como «un plebiscito implícito, una demostración de apoyo a Hitler y su régimen», lo que llevó a Goebbels a concluir que «el golpe fallido había purificado la atmósfera y hecho al régimen más bien que daño». [185]​ Confirmando concretamente su lealtad absoluta al Führer, Rundstedt,[49]​ Guderian y Keitel[175]​ acordaron ser parte del «jurado de honor» que expulsó a muchos conspiradores de las filas de la Wehrmacht. [72]​[N 10]​ [59]​ Decidieron utilizar el plan oficial de movilización —conocido con el criptónimo «Valquiria» (Walkyrie), en honor a una ópera de Wagner—,[60]​ desarrollado por Olbricht y aprobado por Hitler, y se dieron a la tarea de hacer modificaciones, que fueron conocidas como el Plan Valquiria (Plan „Walküre“). Poco después de las 11:00 p. m., aparecieron otros oficiales opuestos al golpe de Estado, con armas en mano, en los pasillos y oficinas, preguntando «¿A favor o en contra del Führer?» a cualquiera con quien se encontraran; entretanto, una escolta armada se unió a Fromm y comenzaron a desarmar a los conspiradores. 1:46. [15]​ También hubo antisemitas que desaprobaban los métodos brutales utilizados contra los judíos, pero compartían el objetivo de expulsarlos de la sociedad alemana, como Johannes Popitz o, en menor medida, Heinrich von Lehndorff, Berthold von Stauffenberg y su hermano gemelo Alexander. [101]​[100]​ Según Berben (1962), Stauffenberg inicialmente colocó el maletín con el explosivo en el interior de la base de madera de la mesa de conferencias, es decir, en las inmediaciones de Hitler; no obstante, Brandt, molesto al examinar las mapas por la posición del maletín, lo movió hacia el exterior de la base, probablemente salvando así la vida de Hitler. Como Fellgiebel señaló una vez: «No había un punto central en el sistema de transmisión que pudiera ser ocupado y puesto fuera de servicio. Giovanni Gio Martino 659 views. [270]​ También en el círculo de conspiradores se encontraba el jefe de policía de Berlín, Wolf-Heinrich von Helldorff, quien cuando era un «viejo compañero del partido» (alter Parteigenosse) había sobresalido en ataques contra judíos antes de 1933. [184]​ Tan pronto como intentaron presentar sus argumentos y justificar su acción, los acusados eran violentamente interrumpidos por Freisler, quien, gritando, los cubría con insultos. Se contactó en secreto a los comandantes de las unidades para que se reunieran y Olbricht llamó a Wagner en Zossen y Kluge en La Roche-Guyon;[132]​ en Berlín, alrededor de las 6 p. m., el batallón de la guardia, comandado por Remer, rodeó el edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores y luego, media hora después, el distrito gubernamental;[133]​ Las unidades de la brigada de reserva de la división Großdeutschland, con sede en Cottbus, ocuparon los transmisores y tomaron el control, sin encontrar resistencia, de las oficinas locales del NSDAP y las unidades de las SS. Friday, July 19, 2019 at 6:00 PM – 2:00 AM UTC+02. De hecho, desde el 22 de junio de 1944, el Grupo de Ejércitos Centro, la principal fuerza alemana desplegada en el Frente Oriental, fue barrido por una poderosa ofensiva soviética. Según el historiador alemán oriental Kurt Finker, «la conspiración en su totalidad y en su esencia era un esfuerzo radicalmente reaccionario para salvar el imperialismo alemán y el poder de los monopolios de su destrucción». «Der 20. En su vida, permanecieron desconocidos para nosotros, porque tenían que esconderse. El intento de asesinato y golpe de Estado —una de varias conjuras frustradas, remontándose la primera a 1938— del llamado Plan Valquiria comprendía dos etapas estrechamente interrelacionadas: la primera fase consistía en el asesinato de Hitler y la segunda era la toma del poder y el establecimiento de un nuevo régimen. Consciente que por la visita de Mussolini el asunto ocuparía poco tiempo y no sería muy interesante, Himmler y el Reichsmarschall Hermann Göring decidieron no participar, a pesar de que con frecuencia asistían a la conferencia diaria. Angehörige der deutschen Widerstandsbewegung haben nun alles versucht, um Klarheit zu schaffen und veranlaßten einen englischen Freund, sich an Winston Churchill selber um Auskunft zu wenden. Su misión era “educar” a los soldados para inculcarles “una voluntad ilimitada de destruir y odiar”». [158]​ No obstante, accedió a la solicitud de Beck de mantener su pistola «para uso privado», respondiéndole violentamente: «¡Pero, por favor, hazlo, solo hazlo ahora!». [202]​, El historiador británico Basil Liddell Hart describió la gran confusión, dentro de la población, que siguió inmediatamente al atentado. [269]​ Arthur Nebe, ejecutado en 1945, se le atribuyen numerosas masacres de judíos y otros civiles cuando fue comandante del Einsatzgruppe B y fue el principal responsable del genocidio de romaníes cuando era jefe de la Kripo en la RSHA. «La constitución de un estamento en la Alemania de entreguerras: estudio sobre la biografía del conde Stauffenberg (1907-1944)». [164]​ Inmediatamente ordenó a la Gestapo, bajo el liderazgo de Kaltenbrunner, que iniciara una investigación a gran escala, realizada a partir del 23 de julio por una comisión especial encabezada por el Ostubaf. [40]​ Interrogado en el verano de 1943 por Gersdorff, el Gen.Feldm. Erwin von Witzleben para sus planes, retirado por razones de salud en marzo de 1942, y el Gen.Oberst Erich Hoepner, expulsado del Heer por Hitler, en los primeros días de 1942, durante la batalla de Moscú. Anexo:Miembros del complot del 20 de julio, comandante en jefe de las fuerzas armadas, campo de concentración de Oranienbourg-Sachsenhausen, había declarado la guerra a Alemania en 1939, ejecuciones masivas al otro lado de los frentes, muerte de millones de prisioneros de guerra soviéticos, «La guerre des généraux de la Wehrmacht : Hitler au service des ambitions de ses élites militaires ?», «HC Deb 02 August 1944 vol 402 cc1459-568: War situation», «Zwischen Diffamierung und Anerkennung: zum Umgang mit dem 20. [224]​, Además de estar al mando de la Wehrmacht, el NSDAP trata de infiltrarse en las unidades creando comisiones políticas en ellas; aunque este proyecto no se materializó, según Roux,[225]​ Kershaw estimó que «a fines de 1944 “más de mil” oficiales de entrenamiento “a tiempo completo” y no menos de 47 000 a tiempo parcial, en su mayoría miembros del NSDAP, trabajaba en la Wehrmacht. [15]​ Después de esto, el Gen.d.Inf. Wir hoffen auf die Zeit, in der erst das heroische Kapitel der inneren deutschen Geschichte seine gerechte Würdigung findet. [222]​, El ejército estaba bajo control de nuevo, depurado de algunos de sus oficiales. «Ein Rundgang durch die Ausstellung». [285]​, En 2014, la estación de radio internacional alemana Deutsche Welle aseguró que los «traidores de 1944» ya son considerados «héroes» por la opinión pública alemana. [237]​ Ilyá Ehrenburg, periodista de Estrella Roja, la gaceta oficial de la Unión Soviética, escribió: «No son oficiales amotinados los que doblarán rodilla de la Alemania nazi, sino el Ejército Rojo y sus aliados. Ante esta muerte, Hitler declaró:[180]​, Conforme a la orden de Hitler, el 4 de agosto, un jurado de honor presidido por el Gen.Feldm. Heinrich Berger, taquígrafo, herido de gravedad; Esta página se editó por última vez el 12 oct 2020 a las 10:56. [187]​ La ejecución fue filmada y fotografiada[187]​ a petición expresa de Hitler, quien proyectó la película del juicio y los ahorcamientos la noche del 8 de agosto en la Guarida del Lobo[N 16]​ y guardó fotografías de los colgados en su mesa de cartas. A medida que servían el champán, los participantes llegaron a un compromiso, que ninguno de ellos creía realmente, según el cual todo fue un malentendido. Ullrich, Volker (1995). Julius Schaub y Stubaf. Die Quelle, aus der wir das angebliche Zitat aus einer Rede Churchills im Unterhaus nahmen, ging durch ein Versehen verloren. [171]​, Durante las siguientes semanas, La Gestapo arrestó a aproximadamente seiscientos sospechosos. Esto es lo que personalmente siento», agregó. [226]​ En cualquier caso, se dio la orden de promover solo a los oficiales leales de Hitler: Burgdorf fue el responsable de reemplazar a los cuadros de la «vieja escuela» por «oficiales del pueblo con la cabeza de un obrero»,[225]​ asignaciones y promociones decididas por Himmler, su oficial de enlace Gruf. La inminente derrota debía, por tanto, evitarse por el interés nacional y, para ello, era necesario la eliminación de la persona de Hitler y se justificaba una alta traición. [227]​ A este último Hitler le otorgó amplios poderes para la reforma del Estado y la vida pública. [Por el contrario, los conspiradores], constantemente inspirados por un patriotismo y un altruismo ardiente, [se habrían] sacrificado intrépidamente, empujados por su sentimiento de responsabilidad hacia su pueblo, para reprimir a Hitler y, por eso mismo, a su gobierno». [248]​ En el sentido de la teoría de la historia marxista, fueron clasificados en la categoría de «idiotas útiles» (nützlichen Idioten),[249]​ es decir, elementos originalmente de clase trabajadora, que, no obstante, habían apoyado inconscientemente a la victoria del Ejército Rojo en su lucha contra el fascismo. Rudolf-Christoph von Gersdorff. [58]​, El 11 de julio, en una reunión en el Berghof, Stauffenberg una vez más llevó un explosivo pero no lo detonó, nuevamente debido a la ausencia de Himmler, aunque también porque «gran parte de las medidas relacionadas con el golpe que seguiría al ataque habían sido pasadas por alto»;[69]​ la oportunidad se perdió nuevamente el 15 de julio en la Guarida del Lobo, debido a la oposición de los conspiradores en Berlín, pero también del Gen.d.NachrTr. [51]​, Incluso Himmler fue invitado repetidamente por la oposición clandestina, a partir de 1941, en particular a través de Popitz. [241]​ La Deutsche Rundschau de diciembre de 1946 publicó, bajo la dirección de Rudolf Pechel, una declaración atribuida a Churchill sobre la Resistencia alemana, que supuestamente dio en la Cámara de los Comunes:[242]​[N 20]​, Esta información fue recogida en 1952 por la Agencia Federal de Educación Cívica (Bundeszentrale für politische Bildung) en una edición especial de la revista Das Parlament, por Hans Royce,[244]​ así como por el historiador Walther Hofer en 1954[245]​ y en Geist der Freiheit de Eberhard Zeller. [13]​ Algunos temían un daño a largo plazo a la reputación de Alemania y la imposición de culpa moral para las generaciones futuras. [256]​, De 1938 a 1940, el «interés nacional» en el cuerpo de oficiales era aparentemente decisivo. El 19 de noviembre de 1949, Churchill respondió a esta solicitud de la siguiente manera: “Desde la recepción de su carta he tenido una búsqueda a través de mis discursos sobre el pasaje al que usted y el, Claus von Stauffenberg, líder del complot. Se celebraron juicios los días 21, 28 de agosto y 20 de octubre, en los que Schwanenfeld, Stülpnagel, Hofacker, Adolf Reichwein fueron sentenciados a la horca. En Ueberschär, Gerd R, ed. [166]​ Los investigadores revelaron en el curso de sus pesquisas que «el acto de Stauffenberg ocultaba un vasto movimiento que se extendía mucho más allá del ejército, reunía a fuerzas de izquierda y derecha cuyas ramificaciones se infiltraban hasta en ambientes supuestamente leales al partido». Steinbach, Peter; Tuchel, Johannes (18 de noviembre de 1999). [77]​ Los procesos continuaron hasta febrero de ese año[192]​ y se estima un total de doscientas personas ejecutadas o asesinadas. Este grupo incluía, por ejemplo, a Wolfgang Hedler del Partido Alemán, que había formado una coalición gubernamental con la CDU/CSU en el primer período legislativo de Adenauer. [191]​ Todos los acusasos fueron sentenciados a muerte, pero la ejecución de Goerdeler se pospuso, presumiblemente para extraerle otra información: finalmente es colgado el 2 de febrero de 1945 al mediodía. [259]​[260]​, Muchos de los conspiradores del 20 de julio habían tenido una creciente necesidad de resistir las políticas dictatoriales de Hitler y su partido durante los años de la guerra, especialmente contra los crímenes de las SS en el frente. [215]​, El Gen.Oberst Georg-Hans Reinhardt, asignado al Frente Oriental y futuro comandante del Grupo de Ejércitos Centro, y el Gen.d.PzTr. Este último estaba a favor de una concepción particular de la ley, llamada derecho penal de opinión, según la cual «un acusado político no debe ser castigado según el alcance y la gravedad de su acto, sino en la opinión que él reflejaba». Woodson Purnell. [12]​, Las atrocidades cometidas en el Frente Oriental, como el exterminio de los judíos, despertaron la indignación y revivieron la idea del derrocamiento de Hitler. [206]​, Ian Kershaw reiteró el sentimiento ampliamente difundido entre la población de que «Hitler era el último baluarte contra el bolchevismo y que su muerte habría significado el fin del Reich». El atentado del 20 de julio de 1944,[1]​ también conocido como el Plan Valquiria (Plan „Walküre“)[2]​ o el complot del 20 de julio,[3]​ fue un intento fallido de asesinar a Adolf Hitler, orquestado por conspiradores civiles y militares que deseaban derrocar al régimen nazi y negociar el fin de la Segunda Guerra Mundial con las potencias aliadas. [52]​, A fines del verano de 1943, el Ostltn. No había evidencia de las palabras de Churchill en los estenogramas de la Cámara de los Comunes. [176]​, El 4 de abril de 1945, los diarios de Canaris fueron descubiertos por casualidad en Zossen y llevados por Kaltenbrunner a Hitler, lo que le provocó una ira desmesurada: «Al leerlos, Hitler se convenció repentinamente de que su gran obra, amenazada por todos los frentes, había estado rodeada desde el principio por intrigas, celos, ilusiones y traiciones».
2020 20 luglio festa